Curiosidades sobre los arrecifes de coral

Una de las curiosidades sobre los arrecifes de coral es que durante muchos siglos, se creyó que los arrecifes de coral eran de origen vegetal. Pero hace un par de siglos se descubrió que en realidad eran animales. Los corales marinos son colonias de miles de individuos de tan sólo unos pocos milímetros de diámetro, carnívoros, que se alimentan de zooplancton.

Se trata de estructuras calcáreas que crecen durante miles o millones de años, dando lugar a lo que conocemos como arrecifes de coral, típicos de las Islas Maldivas. Únicamente son propicios en aguas de clima tropical (entre los 25º y los 28ºC). Consiguen fijar el calcio disuelto de mar sobre sus tejidos y formar así las estructuras rígidas que, sin embargo, son extremadamente frágiles.

Por su situación estratégica entre la costa y el mar abierto, los arrecifes sirven de barrera para proteger los manglares y las praderas de hierbas marinas contra los embates del oleaje. Los manglares y praderas de hierbas, a su vez, protegen al arrecife contra la sedimentación. También sirven como áreas de reproducción y crianza para muchas de las especies que forman parte del ecosistema del arrecife.

Son de color blanco. Su gran variedad de colores viene dado por todas las microalgas con las que conviven en simbiosis.

Otra de las curiosidades sobre los arrecifes de coral es que en el idioma “dhivehi” (idioma maldivo), hay muchas palabras que se refieren a los arrecifes de coral. En primer lugar, la misma palabra atolón viene de este idioma. También, por ejemplo, la palabra “thila”, se refiere a formaciones coralinas cuya parte superior está a más de 6 metros de profundidad. “Giri” es una palabra algo complementaria a la anterior. Denomina a aquéllas cuya parte superior se encuentra a menos de 5 metros de profundidad. Y una palabra que ya ha aparecido otras veces, “kandu”, se refiere a canales entre islas o atolones por donde circulan las corrientes marinas.

Más allá de la belleza de los corales, hay que tener en cuenta su gran importancia como alimento y protección de una gran diversidad de organismos marinos frente a los depredadores. Por eso, el buceo en zonas de arrecifes coralinos ofrece la oportunidad de ver innumerables especies y es una experiencia única.

Deja una respuesta